Una introducción al daño cerebral inducido por el alcohol y sus causas

El objetivo del simposio sobre el daño cerebral inducido por el alcohol es revisar la opinión actual y los avances recientes sobre los factores que se cree que desempeñan un papel importante en este trastorno. Los tres factores principales son: la neurotoxicidad específica del alcohol, la deficiencia de vitamina B1 (tiamina) asociada (el síndrome de Wernicke-Korsakoff) y la insuficiencia hepática secundaria a la cirrosis alcohólica. Existe una compleja interacción entre estos y otros factores y es difícil determinar la importancia relativa de cada uno de ellos en la patogénesis del daño cerebral relacionado con el alcohol. Además, estudios moleculares y bioquímicos recientes sugieren que varios de estos factores pueden tener mecanismos patogénicos en común, por ejemplo, la excitotoxicidad, el óxido métrico y los radicales libres. La aplicación de nuevas tecnologías en los estudios neuropatológicos de grupos cuidadosamente seleccionados de casos de alcohólicos está empezando a revelar un patrón de daño mucho más complejo que el que se tiene actualmente. La morfometría cuantitativa y la inmunohistoquímica pueden combinarse para crear imágenes tridimensionales de varias regiones anatómicas del cerebro, junto con análisis detallados del recuento de neuronas, su tamaño y su tipo neuroquímico. En el síndrome de Wernicke-Korsakoff (SWK) hay buenas pruebas (en apoyo de los datos neuropsicológicos y neurorradiológicos) que sugieren que poblaciones específicas de neuronas están dañadas en regiones corticales y subcorticales. En los casos con el SWK también hay pruebas de daño patológico en regiones corticales y subcorticales distintas de las distribuciones periventriculares bien descritas. Estos estudios más detallados nos proporcionan una comprensión más completa del daño cerebral relacionado con el alcohol.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.