Tiempo frío o dolores de cabeza en invierno – ¿Qué los causa?

Ese aire frío y seco también puede provocar deshidratación, especialmente si aumenta la calefacción en su casa. La deshidratación puede hacer que el cerebro se contraiga o encoja temporalmente debido a la pérdida de líquido, lo que provoca dolores de cabeza.

Cómo prevenir o reducir los dolores de cabeza en invierno

Las personas que padecen migraña y las que son propensas a sufrir dolores de cabeza en invierno deben controlar su dieta, su ejercicio y sus ciclos de sueño, y evitar las cosas o comportamientos que tienden a aumentar sus síntomas.

Usa bufanda y gorro cuando salgas a la calle

Cuando salgas durante los inviernos, ponte ropa de abrigo, envuélvete con una bufanda y un gorro para que la cabeza y el cuello no estén directamente expuestos al aire frío. Evite salir a la calle en invierno con el pelo mojado. Aléjate de cualquier persona que esté luchando contra un bicho.

Aumenta tu consumo de agua

Si tienes migraña, necesitas beber mucha agua durante el invierno, ya que la calefacción interior seca el aire a tu alrededor. Conseguir un humidificador puede ayudar a mantener la humedad adicional en su entorno. Además, selle cualquier corriente de aire en su casa para evitar la fluctuación de la temperatura dentro de su hogar. Además de aumentar su consumo de agua, coma más frutas y verduras ricas en agua.

Aléjese del alcohol y la cafeína

El alcohol está asociado con el desarrollo de las migrañas. Un estudio publicado en el American Journal of Medicine señaló que tres o más raciones de café con cafeína, té, refrescos o bebidas energéticas pueden desencadenar una migraña en las siguientes 24 horas. El alcohol, las bebidas gaseosas y las bebidas con cafeína también pueden deshidratar el cuerpo, otro factor desencadenante de los dolores de cabeza.

Ejercitarse a diario

Estar físicamente activo es otra forma sencilla pero muy eficaz de hacer frente a los dolores de cabeza. Hacer ejercicio a diario puede ayudar a reducir la frecuencia y la gravedad de los dolores de cabeza.

Un estudio de 2011 concluyó que el ejercicio puede ser un tratamiento preventivo para la migraña. Otro estudio publicado en Current Pain and Headache Reports en 2013 destacó el impacto positivo del ejercicio en el manejo de la migraña.

Unos 30 minutos de caminata a paso ligero o de jogging diarios pueden servir para deshacerse del dolor de cabeza. También se puede optar por el ciclismo, la natación, el yoga o los ejercicios aeróbicos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.