TBird Tidbits

Si escuchaste la primera edición de este año del podcast de la División de Estados Unidos con Scott Sepich, escuchaste una discusión sobre el nuevo formato de playoffs de la WHL. Él y Larry Fisher del Kelowna Daily Courier lo cubrieron bastante bien. Vamos a profundizar un poco más y ver cómo afectaría a los emparejamientos.

Primero, una descripción del nuevo formato de la página web de la liga:

El nuevo formato hará que los tres primeros equipos de cada División formen los primeros 12 equipos en los playoffs. Las cuatro plazas restantes serán ocupadas por los dos siguientes equipos mejor clasificados de cada conferencia, en función de su récord en la temporada regular e independientemente de la división. Es posible que una División de cada Conferencia envíe cinco equipos a la postemporada mientras que la otra División envíe sólo tres.

Los equipos que terminen en segundo y tercer lugar en cada División se enfrentarán en la Primera Ronda dentro del bracket encabezado por sus respectivos ganadores de división. Los ganadores de la primera ronda dentro de cada grupo se enfrentarán entre sí en la segunda ronda

Este primer párrafo hace que parezca que hay muchos cambios, pero en realidad, los mismos 8 equipos llegarán a los playoffs que lo habrían hecho en el formato anterior. La temporada pasada, los 5 equipos de la división estadounidense llegaron a los playoffs, mientras que Kelowna, Victoria y Vancouver fueron los únicos representantes de la división de Columbia Británica. El único caso en el que el nuevo formato podría marcar la diferencia sería si el 6º equipo de la División Este o Central tuviera un mejor récord que el 3º de la división opuesta. Las posibilidades de que la Conferencia Este esté tan desequilibrada son prácticamente nulas.

Así es como habría quedado la Conferencia Oeste la temporada pasada con el nuevo formato:

C1/BC1 Kelowna
BC2 Victoria
BC3 Vancouver
WC2 Tri-City

C2/US1 Portland
US2 Seattle
US3 Everett
WC1 Spokane

Los dos equipos Wild Card (WC) se clasifican según el total de puntos. Los dos campeones de conferencia (C) también se clasifican por el total de puntos. El equipo de la conferencia que ocupe el primer puesto (C1) jugará contra el equipo de menor rango de los Wild Card (WC2), independientemente de la división. El segundo equipo de la conferencia (C2, que sería el otro ganador de la división) jugará contra el equipo de mayor rango de los Wild Card (WC1), independientemente de la división. BC2-BC3 y US2-US3 serán siempre enfrentamientos de primera ronda.

Así que, suponiendo que los mismos equipos avanzasen a la segunda ronda, acabarías con Kelowna contra Victoria y Portland contra Seattle en lo que esencialmente se convierte en un campeonato de división de playoffs. Y luego, finalmente, tendrías la final de la Conferencia Oeste que tuvimos la temporada pasada, Kelowna contra Portland. (Hay que tener en cuenta que una vez que un equipo Wild Card cambia de división, permanece allí durante el resto de los playoffs. En este ejemplo, habría sido posible que los americanos fueran el representante de la División B.C. en la final de la Conferencia Oeste.)

¿Qué significa esto? Bueno, teóricamente significa más partidos en los playoffs contra tus rivales de división. Hace que esos partidos que juegas en la temporada regular sean un poco más importantes, ya que la clasificación de tu división determina tu enfrentamiento. Significa menos viajes para los equipos, mayores rivalidades y mayor afluencia de público, que es lo que la liga espera que ocurra.

Sin embargo, se podría acabar quemando a los aficionados de tanto ver al mismo equipo. En la NHL, donde se pasó a este formato la temporada pasada, juegas 6 veces contra todos los equipos de tu división. En la WHL, donde hay menos equipos, vas a jugar contra los equipos de tu división más a menudo. En el caso de Seattle, esto significa 12 partidos contra Portland. Así que es posible que los Thunderbirds y los Winterhawks se enfrenten 19 veces en una temporada. Me gusta la rivalidad tanto como al siguiente aficionado, pero, suponiendo que se trate de una serie de primera ronda, es el 25% de los partidos de la temporada regular y de los playoffs contra un mismo equipo. Si se hace eso durante varias temporadas, se puede ver que podría perder el brillo rápidamente.

Hay otro gran inconveniente en esto y es la posibilidad de que los dos mejores equipos de la conferencia se enfrenten en la segunda ronda. Tomemos como ejemplo la temporada pasada en la Conferencia Este:

División Central

C1/CD1 Edmonton 103
CD2 Calgary 103
CD3 Medicine Hat 92
WC2 Prince Albert 75

División Este

C2/ED1 Regina 85
ED2 Swift Current 85
ED3 Brandon 77
WC1 Kootenay 83

Con el antiguo formato, suponiendo que todos los equipos con mayor número de puntos ganaran, la única manera de que Edmonton y Calgary se enfrentaran sería en la final de conferencia. Ahora, sin embargo, Edmonton y Calgary se enfrentarían en la segunda ronda y un débil ganador de la división en Regina se ve recompensado con un camino mucho más fácil hacia la final de conferencia. Además de que uno de los dos primeros equipos no llega a la final de la conferencia, el cuarto equipo de la conferencia por puntos, Medicine Hat, va a quedar fuera en la primera ronda. Además, Kootenay recibe un extraño regalo con un grupo de equipos que tienen un total de puntos similar. Se puede ver cómo este nuevo formato podría ser muy injusto cuando una división es más dominante que la otra en un año determinado.

Será interesante ver cómo funciona esta temporada. La NHL se vio recompensada con algunas grandes series esta última temporada e hizo que la decisión de cambiar los formatos pareciera un éxito. Esperemos que eso se pueda trasladar a la WHL. El primer paso para los Thunderbirds será llegar a los playoffs por tercer año consecutivo, algo que no han hecho desde 06-09.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.