Sudán pone fin a 30 años de ley islámica separando religión y Estado

El gobierno de transición

de Sudán

acordó separar la religión del Estado, poniendo fin a 30 años de gobierno islámico en la nación norteafricana.

El primer ministro sudanés

Abdalla Hamdok

y Abdel-Aziz al-Hilu, líder del grupo rebelde

Movimiento Popular de Liberación del Norte

, firmaron el jueves una declaración en la capital etíope, Addis Abeba, adoptando el principio.

«Para que Sudán se convierta en un país democrático en el que se consagren los derechos de todos los ciudadanos, la constitución debe basarse en el principio de ‘separación de la religión y el Estado’, en ausencia del cual debe respetarse el derecho a la autodeterminación», afirma el documento.

El acuerdo se produce menos de una semana después de que el gobierno rubricara un acuerdo de paz con las fuerzas rebeldes que ha suscitado esperanzas de poner fin a los combates que asolaron Darfur y otras partes de Sudán bajo el derrocado dictador Omar al-Bashir. La mayor de las dos facciones del Movimiento Popular de Liberación de Sudán-Norte, que ha luchado contra las tropas sudanesas en los estados fronterizos de la nación, se ha negado a firmar cualquier acuerdo que no garantice un sistema secular.

Sudán está saliendo del aislamiento internacional que comenzó poco después de que Bashir tomara el poder en 1989 e implantara una interpretación de línea dura de la ley islámica que pretendía convertir al país en la «vanguardia del mundo islámico». Al-Qaeda y

Carlos

el Chacal se instalaron allí; Estados Unidos designó a Sudán como patrocinador del terrorismo en 1993, imponiendo posteriormente sanciones hasta 2017.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.