Qué es Rosh Hashaná y cuál es su origen

Según el relato tradicional de la Torá (el texto que contiene la ley y el patrimonio identitario del pueblo judío), Dios creó el mundo en seis días y descansó al día siguiente. El sexto y último día de creación fue el del nacimiento del primer hombre, Adán.

Este viernes 18 de septiembre de 2020, cuando salga la primera estrella, el pueblo judío recordará el aniversario número 5781 desde aquel día, con la celebración del año nuevo judío o «Rosh Hashaná», que en hebreo significa «cabeza del año».

La celebración del año nuevo y el Día del Perdón, que siempre se distancian 10 días uno del otro, son los llamados Yamim Noraim, que se traduce como «días tremendos». Son la ocasión para que colectividades judías de todo el mundo se unan en celebraciones religiosas.

Origen de Rosh Hashaná. Adán y Eva. (por Miguel Angel).

Y para que se prolonguen los encuentros familiares (aunque este año serán reducidos por la pandemia del Coronavirus) con comidas típicas como la manzana con miel, que según dicen promete un año dulce, y la jalá agulá, un pan en forma de círculo que reemplaza al pan trenzado tradicional, y recuerda el ciclo que representa el comienzo de un nuevo año.

Qué es Rosh Hashaná

Rosh Hashaná recuerda la creación del mundo y celebra el aniversario número 5781 de la humanidad en él. Como es común también en otras festividades, el comienzo oficial tendrá lugar al salir la primera estrella, durante la tarde del próximo viernes 18 de septiembre.

El saludo más tradicional por estos días dentro de la colectividad será «Shaná Tová Umetuká», que transmite el deseo de «que tengas un año bueno y dulce».

En las celebraciones del año nuevo judío es costumbre mandar tarjetas de salutación a nuestros seres queridos, con buenos deseos, así como vestirse de blanco, como símbolo de la pureza con la que se recibirá el nuevo ciclo.

Y obviamente, el año nuevo judío siempre es anunciado y acompañado por el sonido de un shofar, milenario instrumento fabricado con el cuerno de un animal puro (kosher), en especial el antílope, el carnero, la gacela o la cabra.

La fuerza de Rosh Hashaná

Según cuenta el Talmud, la obra que recoge discusiones rabínicas elaborada entre el siglo III y el V, el Rabino Zusya -uno de los rabinos jasídicos reconocidos- antes de morir le dijo a sus alumnos: «En el mundo por venir no se me preguntará por qué no he sido un líder como Moises o por qué no he tenido la fe que tuvo nuestro patriarca Abraham. En el mundo venidero solo se me preguntará por qué no he sido el Rabino Zusya».

La historia la recuerda la estudiante del Seminario Rabínico Latinoamericano y Licenciada en Ciencias de la Educación Magalí Hersalis.

Según explica, el día de Rosh Hashaná es justamente el momento en el cual «los judíos sacamos desde lo más profundo de nuestro ser aquello que teníamos dormido y evaluamos, tanto Dios como nosotros mismos, cuál es nuestro verdadero potencial».

Judíos ortodoxos. Año nuevo judío. Israel.

Más allá de su correspondencia histórica o su lugar en el calendario hebreo, los estudiosos de la tradición judaica sostienen que Rosh Hashanáse reinventa cada año, que nunca es exactamente un aniversario en el mismo sentido que el anterior.

«Lo entendemos como una pausa sagrada individual y colectiva, que nos invita a pensar aunque sea una vez al año ¿Quiénes somos y quiénes queremos ser?», afirma Hersalis.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.