Diez errores que cometen las organizaciones con su Caso de Apoyo: Primera parte

A lo largo de los años, he visto algunos ejemplos de casos de apoyo increíblemente poderosos, pero también he revisado algunos que no dan en el blanco. Estos son algunos de los errores más comunes que pueden afectar significativamente el impacto de un documento de Caso de Apoyo y, como resultado, las posibilidades de ejecutar una campaña de recaudación de fondos verdaderamente exitosa.

¡No tener uno en absoluto!

El Caso de Apoyo puede ser una herramienta extraordinariamente poderosa. Tanto si se centra en las grandes donaciones como si está intentando averiguar cómo redactar una carta de recaudación de fondos, le ayudará a asegurarse de que tiene todo lo necesario para poder presentar su programa con eficacia. También proporciona el lenguaje, las historias y la información que su equipo necesita para hablar con autoridad, precisión y pasión sobre su trabajo.

Si su Caso de Apoyo no da en el clavo, o si no tiene ninguno, sus defensores de la recaudación de fondos -desde su Junta Directiva hasta su personal, pasando por su equipo de recaudación de fondos- carecerán de confianza e impacto al hablar de su organización cuando se dirijan a sus partidarios actuales y potenciales (si necesita una plantilla de Caso de Apoyo para empezar, puede descargar una aquí).

Tratando de educar, en lugar de persuadir, a su audiencia.

A menudo veo documentos del Caso de Apoyo que están empantanados con demasiados detalles acerca de cómo una organización lleva a cabo su negocio. Dado que el Caso de Apoyo está destinado a persuadir a las personas para que den, ese debe ser su enfoque clave. Sus lectores no quieren conocer sus operaciones al dedillo. Si quieren conocer los detalles, probablemente los pedirán. Lo que sí quieren saber es por qué es importante que le apoyen y cómo pueden tener un impacto real y duradero.

En última instancia, quieren marcar la diferencia, por lo que su Caso de Apoyo debe decirles cómo su organización es el conducto adecuado para ayudarles a hacer precisamente eso.

No incluir las historias CORRECTAS

La narración de historias en su Caso de Apoyo es una de las formas más impactantes de hacer llegar su mensaje. Como oímos a menudo, la gente da a la gente. Quieren saber quién se beneficiaría de su apoyo y cómo sería cambiar el mundo de alguien de forma positiva. Las historias de las personas que se benefician de su organización pueden hacer esto de manera muy eficaz, demostrando cómo su organización satisface una necesidad real y ayuda a las personas a superar los desafíos.

Esto no significa que cualquier historia sirva. Sus historias deben ser relacionables. Los donantes deben ser capaces de empatizar con la persona sobre la que leen si quieren ser persuadidos a dar. Sus historias también deben apoyar y reforzar el resto de los mensajes del Caso de Apoyo. En esencia, sus historias tienen un poderoso papel que desempeñar: deben persuadir a los donantes tanto de la necesidad de su trabajo como del impacto positivo de su organización al abordarlo.

No llevar a los donantes a un viaje.

Su Caso de Apoyo no sólo debe incluir historias, sino que también debe tener su propio arco argumental. El Caso de Apoyo debe llevar a los donantes en un viaje, primero centrando su atención en la situación extrema que su organización está abordando, y en la necesidad urgente de hacer algo al respecto. A continuación, el Caso de Apoyo debe educar a los donantes sobre una solución a este problema, e impartir una sensación de esperanza y optimismo. El objetivo es ayudar a los donantes a sentir que existe una solución, que ellos pueden aportar a través de usted y, por tanto, que también pueden ser parte de la solución, donando generosamente a su organización.

Preocuparse más por la longitud que por el impacto.

Estoy firmemente convencido de que el flujo de información en un Caso de Apoyo importa mucho más que la longitud. He visto documentos de apoyo muy breves que se esforzaban tanto por ir «al grano» que el lenguaje era inconexo y difícil de leer, mientras que otros han sido tan largos que me he perdido en los detalles. Otros han carecido de información tan importante y convincente que me han dejado con demasiadas preguntas sobre por qué debería dar mi apoyo.

Los mejores ejemplos de Casos de Apoyo que he visto son aquellos en los que puedo leer el documento con facilidad y sin problemas desde el principio hasta el final, y sentir esa oleada de emoción a medida que avanzo hacia esa conclusión en la que me veo obligado a actuar, entonces el Caso de Apoyo ha hecho lo que tiene que hacer. Con ese tipo de documento, la longitud es un factor mucho menos importante.

¿Estás cometiendo algunos de estos errores con tu Caso de Apoyo? ¿Cómo cree que puede rectificarlos para crear un Caso convincente que sea persuasivo, poderoso y que motive a los donantes a dar? ¿Tienes algún ejemplo de Caso de Apoyo que quieras compartir? Me encantaría que me lo contaras!

Consulta la segunda parte de Diez errores que cometen las organizaciones con su Caso de Apoyo el lunes 10 de abril de 2017!

Acerca de la autora

Mena es una profesional de la recaudación de fondos y consultora especializada en estrategia y gestión de la recaudación de fondos, desde campañas de capital hasta la redacción de subvenciones. Es la fundadora y directora general de Purposeful Fundraising, una empresa de consultoría que apoya a las organizaciones para fortalecer su capacidad de recaudación de fondos y recaudar más dinero.

En calidad de voluntaria, Mena forma parte de la Junta Directiva de la Association of Fundraising Professionals Ottawa Chapter (AFP Ottawa) como vicepresidenta de desarrollo profesional y está en el Comité Directivo de Prime Ministers Row, una iniciativa para crear el primer museo callejero de Canadá.

Sigue a Mena en Twitter @MenaGain

.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.